4/9/10

Sedación consciente en odontología

La sedación consciente es un método utilizado en la odontología mayormente usado para sedar antes de realizar un tratamiento en niños, bebés, personas que son muy temerosas de los procedimientos dentales e incluso pacientes discapacitados (por ejemplo autismo).

La sedación consciente implica el uso de óxido nitroso, oxígeno, y el uso de sedantes para poner al paciente en un estado de sedación en el que no tendrá ningún recuerdo de los procedimientos odontológicos realizados.

El uso de la sedación consciente permite al dentista a poner a un paciente en un estado en que puedan ser sensibles a las directrices ofrecidas por el profesional, pero el paciente permanece inconsciente de los procedimientos realizados. Si bien, este método de sedación tiene algunos efectos positivos para muchos, se puede poner a los niños e incluso a pacientes adultos en riesgo de complicaciones.

Algunos pacientes dentales sufrirán efectos secundarios tras ser sometidos a sedación dental consciente. Los efectos secundarios pueden incluir náuseas, vómitos, o el paciente puede tener un intenso dolor de cabeza después de despertar del estado de sedación.

Sin embargo, se han producido algunas muertes que se han provocado también por su utilización. Si el medicamento utilizado en sedación consciente no se ofrece en la dosis adecuada, si el paciente no se controla correctamente durante el procedimiento dental , y si el paciente tiene las condiciones de salud subyacentes, la sedación consciente puede tener consecuencias muy graves.

Algunos casos ya vistos, están causando a los padres a preguntarse si la sedación consciente durante la realización de los procedimientos dentales es realmente seguro.
Es imperativo que el odontólogo que ofrezca sedación consciente para facilitar los procedimientos dentales tiene que estar totalmente entrenados para este procedimiento. Los pasos tienen que ser tomadas antes, durante y después del procedimiento para garantizar la seguridad del paciente.

Los pacientes no pueden comer antes de la sedación consciente, dado que se incrementa la probabilidad de que el paciente puede ahogarse durante el procedimiento, además las vías respiratorias del paciente y los signos vitales deben ser monitoreados para asegurar que no haya complicaciones.

La sedación consciente, no puede ser la opción adecuada para cada paciente, pero cuando se utiliza correctamente con las medidas de seguridad recomendadas, un paciente que tiene miedo de los procedimientos o que de otra manera tiene dificultad para lograr los procedimientos dentales realizados puede beneficiarse claramente de la sedación consciente. Un dentista puede realizar más procedimientos dentales en una sola sesión y se puede renunciar a tratar con extremo dolor y ansiedad durante el tratamiento.

Mientras que las complicaciones de muerte de sedación consciente en odontología son raros, tendrá que trabajar con un dentista que toma todas las precauciones posibles. Tratar con un dentista que no sólo tiene la formación adecuada, sino también elegir un dentista que exige un examen físico completo antes de un procedimiento con sedación.

Usted no debe tener miedo de pedir al dentista sus credenciales, y tendrá que estar plenamente informado sobre el proceso antes de acordar la sedación consciente para tratar a su hijo o a usted mismo. (worldental.org)

Odontoplanet

5 comentarios:

  1. la sedacion conciente es una gran ayuda para tratar a los niños.

    ResponderEliminar
  2. Hay que tener coraje para dejarse hacer una sedación en un consultorio odontologico, por lo que sería más recomendable ir a un hospital con quirofano implementado para estas sedaciones. Lo que aumentaría el precio a unos 1000 euros por derechos quirurgicos y anestesicos más los honorarios del dentista. Creemos que el comentario de este articulo resalta mas las complicaciones y es un poco temerario hacer estas anotaciones. ES LO MISMO QUE LEERSE UN PROSPECTO FARMACEUTICO Y LO MAS SEGURO QUE NADIE TOMARÏA NADA...

    ResponderEliminar
  3. Anónimo, la sedación conciente puede ser de gran ayuda, pero recuerda que no es el único recurso, siempre hay que tomar los métodos de sedación en última instancia y con el concentimiento de los tutores del niño.

    ResponderEliminar
  4. Jeannette Fuenzalida10 de enero de 2012, 10:30

    y que hacemos cuando no tenemos los recursos para poder tratar a nuestra hija autista si todo tiene un costo tan alto y la red de salud publica no tiene este servicio, esperar que a mi hija se le caigan los dientes...

    ResponderEliminar
  5. En relacion a todas las complicaciones que se comentan en el inicio,es cierto que pueden suceder,pero tambien es cierto,que si la sedacion la realiza un anestesista titulado,es realmente raro que esto ocurra.
    Es una tecnica segura simepre que la realice un anestesista,y simepre que se hagan los estudios previos al paciente.
    Por supuesto,cuanto peor sea el estado de base del paciente mas arriesgada puede ser la tecnica,pero precisamente,ahi un anestesista competente deberia valorar el riesgo/beneficio de la tecnica.
    No hay por que acudir a un hospital para realizar la sedacion consciente,ya que hay muchas clinicas que tienen todo el material necesario,tanto para realizar la tecnica como para solventar,como para tratar las posibles complicaciones.
    Es cierto que es un gasto extra,al tener que pagar a un medico anestesista,pero los precios varian segun en que clinica se hagan,y no suelen sobrepasar los 500 euros.

    ResponderEliminar