11/9/09

Pacientes jóvenes no necesitan antibioticoterapia en exodoncias

La prescripción de antibiótico preventivo en exodoncias a pacientes jóvenes con terceros molares inferiores submucosos o en posición vertical no está justificada, si bien la probabilidad de infección de esta intervención aumenta con la edad del paciente. Es la conclusión de la tesis doctoral de María Antonia Díez, de la Facultad de Farmacia de la Universidad del País Vasco en España, que ha merecido el Premio a la Mejor Publicación Científica sobre Uso Racional de Medicamentos de la Fundación Vasca de Innovación e Investigación Sanitaria.

La tesis se titula Ensayo clínico sobre la eficacia de la amoxicilina/ácido clavulánico frente a placebo en la prevención de infección postoperatoria tras la exodoncia de terceros molares inferiores (TMI) incluidos y ha sido dirigida por Joseba Santamaría, jefe del Servicio de Cirugía Máxilo-Facial del Hospital de Cruces, en Vizcaya, y catedrático de Patología Médico-Quirúrgica Bucal de la Universidad del País Vasco (UPV); Luis Barbier, médico adjunto del Hospital de Cruces, e Itziar Arteagoitia, estomatóloga y profesores también de la UPV.

Uno de los objetivos que con más ahínco se busca en la práctica de exodoncias de TMI es la reducción de las infecciones. La nueva doctora vio que no existía evidencia científica, a favor o en contra, respecto a la utilización rutinaria de antibióticos sistémicos en la prevención de infecciones tras esta intervención quirúrgica.

Muestra hospitalaria

Según Santamaría, "se trataba de dilucidar con una muestra de 500 pacientes del Hospital de Cruces si era o no necesario prescribirlos".

Los resultados indican que "no está justificada la prescripción de antibiótico preventivo a los pacientes jóvenes, con terceros molares inferiores submucosos, así como cuando los terceros molares inferiores se presentan en posición vertical".

Estas situaciones suponen aproximadamente el 33 por ciento del total de las exodoncias de TMI incluidos. El trabajo apunta a la "conveniencia de emplearlos cuando los terceros molares están en situación de inclusión profunda". Otro resultado relevante es que "se ha establecido el riesgo que existe en función de la edad del paciente, ya que se observa que se produce un incremento del 8 por ciento de la posibilidad de infección con cada año de edad.

Teniendo en cuenta que los porcentajes de infección, según los estudios, "oscilan entre el 3 y el 25 por ciento" y que "entre el 20 y el 80 por ciento de los cirujanos utilizan rutinariamente antibióticos sistémicos en la exodoncia de TMI", se trata de un "estudio de gran importancia para el uso racional del medicamento".

En concreto, "la implantación de esta vía clínica supone un ahorro importante en la antibioterapia profiláctica, ya que para librar a un paciente de una infección hay que tratar con antibiótico a otros 16 pacientes más; es decir, el número necesario de pacientes a tratar es 17". Asimismo, también se reduce el riesgo de que los pacientes puedan automedicarse con antibióticos, "y de que se produzcan reacciones anafilácticas a los antibióticos, que las hay". (DM)

No hay comentarios:

Publicar un comentario