Ir al contenido principal

Las piezas dentarias y su increible resistencia


Para muchos investigadores los dientes han sido un misterio con respecto a su resistencia, ya que estos soportan cantidades enormes de presión, día tras día, año tras año, aún cuando el esmalte que los recubre es sólo tan fuerte como el vidrio.

Un nuevo estudio nos da la respuesta a esta interrogante. En la Escuela de Ingeniería Mecánica en la Universidad de Tel Aviv y la Universidad George Washington, hicieron un experimento donde aplicaron diversos grados de presión mecánica a cientos de dientes extraídos, y estudiaron lo que ocurría en su superficie y en su interior.

Los resultados de sus análisis muestran que lo que mantiene de una sola pieza a nuestros dientes es su estructura altamente sofisticada. Tan sofisticada, que emularla puede ser una buena estrategia de ingeniería para mejorar el diseño estructural de las aeronaves y vehículos espaciales del futuro.

Los dientes están hechos de materiales compuestos extremadamente sofisticados que reaccionan de manera extraordinaria bajo presión. Nuestros dientes exhiben asombrosas propiedades mecánicas y geométricas, y con el tiempo desarrollan una red de microfisuras que los ayudan a dispersar la tensión mecánica. Esto, y la capacidad de los dientes para reparar las microfisuras con el transcurso del tiempo, evitan que se fracturen en grandes pedazos cuando comemos alimentos duros, como por ejemplo frutos secos.

Bajo presión mecánica, la arquitectura interna de los dientes no presenta una vía clara para la liberación de la tensión mecánica. Por consiguiente, las microfisuras absorben al unísono la presión, evitando así las grietas y las grandes fracturas. El aprovechamiento de esta propiedad podría llevarnos a una nueva generación de materiales compuestos mucho más fuertes para los aviones.

Estos resultados quieren aplicarlos a la ciencia aeroespacial, ya que los expertos sugieren que si se puede combinar la estructura especial del esmalte de los dientes, el mecanismo de microfisuras que reduce la posibilidad de roturas grandes, y la capacidad de autorreparación, sería posible desarrollar aviones y vehículos espaciales más fuertes y más livianos. Aunque la creación de aeronaves autorreparables está lejos en el futuro, este nuevo estudio sobre la estructura de los dientes puede comenzar ya a inspirar a los ingenieros aeroespaciales, y por supuesto ser también de utilidad para los dentistas.

Entrando a la rama odontológica, esta investigación sirve como base a partir de la cual inventar coronas más fuertes y más capaces de resistir el inevitable desgaste bucal asociado a la masticación. En poco tiempo se podrá crear materiales "inteligentes" que imiten las propiedades de los dientes reales. Tiempo al tiempo. (DM)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Importancia de la vitamina D para los dientes

Un nuevo informe destaca el hecho de que la vitamina D, conocida también como la vitamina del sol, es tan esencial en la lucha contra las enfermedades bucodentales, como el calcio.

Aunque el informe que lo publica en el Journal of Periodontology, pone de relieve que la exposición limitada al sol dos veces por semana podría ayudar a que el cuerpo absorba la cantidad suficiente de vitamina D, es mucho más recomendable y sano tomar suplementos o subir la ingesta dietética de los alimentos con un alto contenido de vitamina D, tales como leche, huevos, sardinas y atún.
«Tanto la vitamina D y como el Calcio contrarrestan las deficiencias y reducen la resorción ósea», asegura el Dr. Charles Hildebolt, del  Departamento de Radiología de la Universidad de Washington Escuela de Medicina de St. Louis, Missouri. Para reforzar lo dicho, numerosos estudios indican que la vitamina D y el Calcio actúan positivamente sobre las deficiencias en la pérdida ósea y contrarrestan el aumento de l…

Fresas inteligentes evitarán dañar la dentina sana

El sistema de fresas Smart-Bur II de SS White permite algo único: determinar con precisión de la eliminación de caries.

Este sistema de fresa dental inteligente a base de polímero, desarrollado para eliminar dentina cariada sin dañar la estructura del diente sano, está diseñado para distinguir la dentina sana de la dentina cariada basándose en la dureza de la dentina sana.

La superficie cortante, hecha de polímero de grado medio, tiene una dureza inferior al esmalte sano y la dentina, pero mayor que la dentina cariada. Este aspecto único permite utilizar la fresa selectivamente para eliminar la estructura dental cariada sin dañar la sana. En algunos casos, incluso se puede remover la caries sin usar anestesia local en pacientes de Clase I y Clase V.

La fresa de polímero de grado médico SmartBur II, utilizada como pieza de mano de baja rotación a hasta 4000 rpm de velocidad, permite un corte autolimitante que preserva la dentina. La investigación demuestra que, en comparació…

Casos de Hepatitis en el consultorio dental

Virus de la Hepatitis C
La transmisión de hepatitis en una clínica dental de Estados Unidos ha provocado que la Asociación Dental Americana (ADA) emita un comunicado sobre el control de infecciones para asegurar al público de la seguridad de los procedimientos en el ámbito odontológico.

"La ADA está extremadamente preocupada por el primer informe confirmado de transmisión de hepatitis C entre pacientes en una clínica dental, el cual ha sido vinculado con un mal control de infecciones. La ADA asegura al público que la salud y la seguridad del paciente son las principales prioridades de la asociación", afirma.

El presidente de la ADA, Dr. Robert A. Faiella, expresó que "se trata de un caso muy atípico y desconcertante" y que diariamente se realizan "miles de procedimientos dentales de manera segura y eficaz gracias a la diligencia de los dentistas que siguen las precauciones estándar para el control de infecciones desarrolladas por los Centros para el…