24/9/09

Los dentistas pueden detectar tempranamente casos de maltrato infantil

El abandono dental se define como el continuo incumplimiento de atención básica sobre las necesidades orales del niño. Esta carencia puede tener repercusiones muy negativas sobre su salud, como dolor agudo, pérdida de sueño y reducciones de peso y de crecimiento.

Esta clase de abandono puede indicar otro tipo de negligencia y abuso infantil de lo que el dentista debe informar si tiene conocimiento.

Peter Sidebotham, de la Universidad de Warwick, Inglaterra, es uno de los autores del documento que establece esta nueva capacidad de los dentistas, el primero en Europa. "Existen evidencias de que un niño desatendido tiene más afecciones dentales que sus hermanos atendidos. Y muchos dentistas son conscientes de su capacidad para formar parte en la protección del menor, pero el problema es que aún encuentran dificultades para poner en práctica todo lo que saben cuando sospechan de esos malos tratos", asegura Sidebotham.

"Estoy impresionado por todo lo que hacen los dentistas para aconsejar a los padres. Pero cuando se trata de un niño que sufre, siempre deberé animarles a pedir consejos a otros profesionales de la salud con experiencia en casos similares y, si fuera necesario, emitir un referido de protección infantil", afirma. (DM)

No hay comentarios:

Publicar un comentario