6/12/10

La diabetes y su efecto en la salud oral

Si usted o algún ser querido es uno de los más de 15 millones de americanos afectados por diabetes, puede que desee observar el Mes Americano de Diabetes en Noviembre para un doble control y proteger su salud oral.

Los problemas de salud oral pueden ser más serios cuando usted tiene diabetes, incluyendo la caries dental; enfermedad de encías; infección y demora en la cicatrización; disfunción de la glándula salival; infecciones fúngicas; discapacidad del sentido del gusto; y más.

Los niveles altos de glucosa en su saliva pueden ayudar a estimular bacterias, por lo que asegúrese de cepillarse y utilizar seda dental regularmente. Una vez se haya acumulado la placa sobre sus dientes y la línea de encías, ésta puede causar una inflamación crónica y una infección en su boca, así que usted necesita tener limpiezas y chequeos regulares.

Visite su dentista si usted observa que sus encías sangran fácilmente, están inflamadas, sensibles o rojas, se salen de sus dientes; si hay pus entre sus dientes y encías o si constantemente tiene mal aliento o mal sabor en su boca; si tiene dientes permanentes que están flojos o separados o si hay un cambio en su mordida o la forma en que sus dientes se ajustan.

Los pacientes con diabetes también son susceptibles a las infecciones fúngicas en la boca porque ellos pueden tener una reducción del flujo salival y un incremento en los niveles de glucosa en la saliva. Si fuma, tiene niveles altos de glucosa en la sangre o toma antibióticos, usted es más propenso a infecciones fúngicas. Avise a su dentista si tiene parches rojos o blancos en su boca o en su lengua que estén irritados o ulcerados. Las infecciones fúngicas también pueden causar una sensación de ardor en la boca o dificultad de tragar o saborear.

Odontoplanet

No hay comentarios:

Publicar un comentario