Ir al contenido principal

Dietas anti dientes

Se dice mucho: consumir azúcares destruye los dientes. Las sodas a toda hora, las infusiones, la comida en cualquier momento pueden jugar en contra de cualquier boca. Esto es porque ayudan a que se forme placa y de esta manera se terminan por generar las caries. A este riesgo se suma otro más: los trastornos alimenticios. Una amenaza constante contra la salud en general y bucal en especial.

Anorexia y bulimia

Estos son los trastornos alimenticios más conocidos y más frecuentes en las personas. La bulimia nerviosa, alerta la American Dental Association (Asociación Dental Americana), es uno de los grandes enemigos de la salud bucal.

Esta enfermedad genera que las personas consuman grandes cantidades de comidas a escondidas y en repetidas ocasiones. En segundo lugar quien la padece siente un gran malestar o tristeza que viene luego del atracón. Por último un enfermo de bulimia nerviosa termina provocándose el vómito.

El ciclo se repite una y otra vez y es realmente peligroso para el cuerpo humano. En el caso de los dientes lo que sucede es que al estar expuestos al ácido del sistema digestivo terminan por erosionarse de forma severa. Algunos dientes llegan a lucir traslúcidos gracias al contacto con este ácido. Además la boca, las glándulas salivales y la garganta se hinchan.

La anorexia es otra de las enfermedades con serias implicancias en la salud bucal. En este caso las personas temen tanto engordar que directamente no se alimentan. En conclusión: no adquieren las vitaminas, minerales y proteínas fundamentales para su salud. Un trastorno que, dice la Asociación Dental Americana, perjudica en forma potencial a la dentadura.

La clave para conseguir una dieta que ayude a la boca se basa en actitudes sencillas: limitar las sodas, alimentarse de forma balanceada y nutritiva. Por último no se debe olvidar el cepillado de los dientes dos veces al día.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las bacterias de las encías pueden causar coágulos y ataque cardíaco

Investigadores del Reino Unido han determinado que hay otra razón para que la gente siga cepillándose los dientes y usar el hilo dental. Resulta que las mismas bacterias de las encías que causan la placa dental pueden entrar en el torrente sanguíneo y causar coágulos que aumentan el riesgo de enfermedad cardiaca y ataque al corazón.

Este estudio fue realizado por investigadores de dos universidades diferentes de Irlanda, y fue presentado en una reunión de la Society for General Microbiology en la Universidad de Nottingham, Reino Unido.

El destacado profesor del estudio presentó los hallazgos en la reunión. También afirmó que la higiene dental pobre puede dar lugar a que las encías empiecen a sangrar, proporcionando de esta forma el paso de las bacterias al torrente sanguíneo, donde causan coágulos de sangre que pueden conducir a un ataque al corazón.

Agregó que todos tienen que ser conscientes de que no es sólo la presión arterial, el colesterol, el ejercicio y la dieta deben control…

Importancia de la vitamina D para los dientes

Un nuevo informe destaca el hecho de que la vitamina D, conocida también como la vitamina del sol, es tan esencial en la lucha contra las enfermedades bucodentales, como el calcio.

Aunque el informe que lo publica en el Journal of Periodontology, pone de relieve que la exposición limitada al sol dos veces por semana podría ayudar a que el cuerpo absorba la cantidad suficiente de vitamina D, es mucho más recomendable y sano tomar suplementos o subir la ingesta dietética de los alimentos con un alto contenido de vitamina D, tales como leche, huevos, sardinas y atún.
«Tanto la vitamina D y como el Calcio contrarrestan las deficiencias y reducen la resorción ósea», asegura el Dr. Charles Hildebolt, del  Departamento de Radiología de la Universidad de Washington Escuela de Medicina de St. Louis, Missouri. Para reforzar lo dicho, numerosos estudios indican que la vitamina D y el Calcio actúan positivamente sobre las deficiencias en la pérdida ósea y contrarrestan el aumento de l…

Fresas inteligentes evitarán dañar la dentina sana

El sistema de fresas Smart-Bur II de SS White permite algo único: determinar con precisión de la eliminación de caries.

Este sistema de fresa dental inteligente a base de polímero, desarrollado para eliminar dentina cariada sin dañar la estructura del diente sano, está diseñado para distinguir la dentina sana de la dentina cariada basándose en la dureza de la dentina sana.

La superficie cortante, hecha de polímero de grado medio, tiene una dureza inferior al esmalte sano y la dentina, pero mayor que la dentina cariada. Este aspecto único permite utilizar la fresa selectivamente para eliminar la estructura dental cariada sin dañar la sana. En algunos casos, incluso se puede remover la caries sin usar anestesia local en pacientes de Clase I y Clase V.

La fresa de polímero de grado médico SmartBur II, utilizada como pieza de mano de baja rotación a hasta 4000 rpm de velocidad, permite un corte autolimitante que preserva la dentina. La investigación demuestra que, en comparació…