Ir al contenido principal

Un vistazo a los cepillos dentales

El diseño de cepillos y artículos dentales han recorrido un largo camino. Las formas antiguas de cepillos dentales han existido por más de 5000 años. Algunas civilizaciones arcaicas se quitaban los alimentos con un “palillo masticable,” una ramita delgada con un extremo desgastado que era friccionado contra los dientes. Durante el último siglo más o menos, los cepillos dentales se elaboraron con mangos de hueso, madera o marfil que sostenían las rígidas cerdas de cerdos, jabalíes u otros animales. El cepillo dental con cerdas de fibra sintética, tal como lo conocemos hoy día, se inventó en 1938.

Hay dos tipos de cepillos dentales: manuales y mecánicos. El tamaño y forma del cepillo debe ajustarse a su boca confortablemente, permitiéndole llegar a todas las áreas con facilidad. Su dentista puede sugerirle qué tipo es más adecuado para sus necesidades. Sin importar qué tipo de cepillo dental escoja, la Asociación Dental Americana recomienda que se cepille dos veces al día con una crema dental con fluoruro para limpiar a fondo sus dientes y para proveer protección de fluoruro contra la caries.

Ambos, los cepillos manuales y mecánicos, pueden limpiar los dientes de forma efectiva y meticulosa. A las personas que tienen dificultad para utilizar un cepillo manual les puede parecer que los cepillos mecánicos son más fáciles y cómodos de usar. A los niños puede parecerles divertido cepillarse con un cepillo mecánico. Ya sea que se decida por un cepillo manual o mecánico, escoja un cepillo dental que le guste y que sea fácil para usted, el cual utilizará dos veces al día para limpiar todas las superficies de sus dientes cuidadosamente.

Después de cepillarse, enjuague su cepillo con agua del grifo para eliminar cualquier residuo de crema dental, así como de comida. Guarde el cepillo en posición vertical y,si es posible déjelo secar al aire antes de usarlo nuevamente. Si guarda más de un cepillo en el mismo porta cepillos o área, manténgalos separados.

No cubra los cepillos, ni los guarde en recipientes cerrados de forma rutinaria. Un ambiente húmedo, tal como un recipiente cerrado, conduce más al crecimiento de microorganismos que el aire libre.

Reemplace sus cepillos, al menos cada tres a cuatro meses. Las cerdas llegan a deshilacharse y desgastarse con el uso, lo que reduce la efectividad de limpieza. Los cepillos se desgastan más fácilmente dependiendo de factores únicos de cada persona. Revise regularmente los cepillos por cerdas desgastadas y reemplácelos con más frecuencia si es necesario. Los cepillos de los niños necesitan reemplazarse con más frecuencia que los cepillos para adultos. (Odontoplanet)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las bacterias de las encías pueden causar coágulos y ataque cardíaco

Investigadores del Reino Unido han determinado que hay otra razón para que la gente siga cepillándose los dientes y usar el hilo dental. Resulta que las mismas bacterias de las encías que causan la placa dental pueden entrar en el torrente sanguíneo y causar coágulos que aumentan el riesgo de enfermedad cardiaca y ataque al corazón.

Este estudio fue realizado por investigadores de dos universidades diferentes de Irlanda, y fue presentado en una reunión de la Society for General Microbiology en la Universidad de Nottingham, Reino Unido.

El destacado profesor del estudio presentó los hallazgos en la reunión. También afirmó que la higiene dental pobre puede dar lugar a que las encías empiecen a sangrar, proporcionando de esta forma el paso de las bacterias al torrente sanguíneo, donde causan coágulos de sangre que pueden conducir a un ataque al corazón.

Agregó que todos tienen que ser conscientes de que no es sólo la presión arterial, el colesterol, el ejercicio y la dieta deben control…

Importancia de la vitamina D para los dientes

Un nuevo informe destaca el hecho de que la vitamina D, conocida también como la vitamina del sol, es tan esencial en la lucha contra las enfermedades bucodentales, como el calcio.

Aunque el informe que lo publica en el Journal of Periodontology, pone de relieve que la exposición limitada al sol dos veces por semana podría ayudar a que el cuerpo absorba la cantidad suficiente de vitamina D, es mucho más recomendable y sano tomar suplementos o subir la ingesta dietética de los alimentos con un alto contenido de vitamina D, tales como leche, huevos, sardinas y atún.
«Tanto la vitamina D y como el Calcio contrarrestan las deficiencias y reducen la resorción ósea», asegura el Dr. Charles Hildebolt, del  Departamento de Radiología de la Universidad de Washington Escuela de Medicina de St. Louis, Missouri. Para reforzar lo dicho, numerosos estudios indican que la vitamina D y el Calcio actúan positivamente sobre las deficiencias en la pérdida ósea y contrarrestan el aumento de l…

Sedación consciente en odontología

La sedación consciente es un método utilizado en la odontología mayormente usado para sedar antes de realizar un tratamiento en niños, bebés, personas que son muy temerosas de los procedimientos dentales e incluso pacientes discapacitados (por ejemplo autismo).

La sedación consciente implica el uso de óxido nitroso, oxígeno, y el uso de sedantes para poner al paciente en un estado de sedación en el que no tendrá ningún recuerdo de los procedimientos odontológicos realizados.

El uso de la sedación consciente permite al dentista a poner a un paciente en un estado en que puedan ser sensibles a las directrices ofrecidas por el profesional, pero el paciente permanece inconsciente de los procedimientos realizados. Si bien, este método de sedación tiene algunos efectos positivos para muchos, se puede poner a los niños e incluso a pacientes adultos en riesgo de complicaciones.

Algunos pacientes dentales sufrirán efectos secundarios tras ser sometidos a sedación dental consciente. Los efectos …