12/3/12

Las bebidas deportivas: ¿Son malas para los dientes?

Antes de cada práctica, tu hijo te pide que le compres una bebida deportiva de la máquina expendedora de su escuela. Si el objetivo es mantenerse hidratado durante el ejercicio, la bebida sin duda hará el truco. Sin embargo, podría ser que éstas bebidas no sean tan 'bondadosas' con sus dientes.

Como la mayoría de los alimentos y bebidas, las ideadas para deportistas deben ser consumidas con moderación. Sin embargo, determinar si contribuyen a una mala higiene bucal depende de muchos factores. Algunos jóvenes creen erróneamente que las bebidas deportivas son más saludables que el agua. También se puede pensar que las bebidas mejoran el rendimiento deportivo y la rehidratación.

A pesar de que hay un tiempo y lugar para este tipo de bebidas, la idea de que son mejores que el agua no es cierta en la mayoría de las circunstancias. De hecho, las bebidas deportivas pueden contribuir a las caries y a la erosión del esmalte, lo que aumenta la frecuencia - y lo más probable es que el costo - de visitas al dentista.

Los pediatras y los médicos dicen que las bebidas deportivas no son apropiadas a menos que los adolescentes están participando en deportes repetitivos y vigorosos.

Desde el punto de vista de un odontólogo, las bebidas pueden ser altas en azúcar y ácido cítrico, lo que daña los dientes más rápido. Aunque el azúcar por lo general tiene la culpa de sumar calorías y de contribuir a las caries, se ha especulado que la naturaleza ácida de las bebidas también es problemática, ya que debilita el esmalte y disminuye la capacidad de un diente para defenderse del azúcar.

Así que si son malas para los dientes de los adolescentes depende de la frecuencia con que consumen las bebidas y otros factores, también - como la dieta, los niveles de actividad, la higiene, los antecedentes genéticos e incluso las influencias ambientales como el estrés. Algunos investigadores especulan que incluso tener muy poca saliva en la boca - un signo de deshidratación - disminuye la capacidad natural del esmalte para proteger los dientes durante el ejercicio. (Dientes Perfectos)

No hay comentarios:

Publicar un comentario