Ir al contenido principal

Bruxismo, ¿cómo frenarlo?

El bruxismo es un hábito involuntario de apretar y rechinar las estructuras dentales, lo que conlleva un desgaste acelerado de los dientes.

Tal y como apunta el doctor Javier Bara, cirujano maxilofacial de Clínica Diagonal de Barcelona, se trata de una actividad anormal de los músculos de masticación que se da sobre todo por las noches.

Bruxismo

La persona capacitada para diagnosticar el bruxismo es el odontólogo, aunque en algunos casos, por su intensidad y gravedad, produce una sintomatología como cefaleas, por ejemplo. Por eso en estos casos el estomatólogo y el neurólogo también pueden atender estos problemas particulares.

Diagnóstico

El paciente suele acudir a la consulta básicamente por el dolor que siente en la mandíbula de tipo muscular, que puede llegar a convertirse en articular, y también por las cefaleas. Además, suelen tener dificultad para abrir la boca porque ya hay una contractura, aunque muchas veces los pacientes ni siquiera son conscientes de este mal hábito.

Este problema es más frecuente de lo que se cree y muchos pacientes no están registrados como bruxistas. A la hora de diagnosticarlo, hay aparatos que permiten a nivel nocturno hacer un registro del nivel de bruxismo de este paciente, y que permiten dar pautas específicas de tratamiento a cada uno de estos pacientes.

Soluciones posibles 

Las placas de descarga son el tratamiento más habitual aunque están apareciendo más aparatos para los pacientes que no toleran las férulas de descarga, y que emiten una serie de señales que inhiben las contracturas musculares. El tratamiento es a largo plazo y crónico, aunque también es cierto que en función de la época y del estrés del paciente, se requerirá o no. Además, también se pueden enseñar técnicas de relajación que pueden ayudar a disminuir la intensidad del bruxismo. (vivirmejor.com)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las bacterias de las encías pueden causar coágulos y ataque cardíaco

Investigadores del Reino Unido han determinado que hay otra razón para que la gente siga cepillándose los dientes y usar el hilo dental. Resulta que las mismas bacterias de las encías que causan la placa dental pueden entrar en el torrente sanguíneo y causar coágulos que aumentan el riesgo de enfermedad cardiaca y ataque al corazón.

Este estudio fue realizado por investigadores de dos universidades diferentes de Irlanda, y fue presentado en una reunión de la Society for General Microbiology en la Universidad de Nottingham, Reino Unido.

El destacado profesor del estudio presentó los hallazgos en la reunión. También afirmó que la higiene dental pobre puede dar lugar a que las encías empiecen a sangrar, proporcionando de esta forma el paso de las bacterias al torrente sanguíneo, donde causan coágulos de sangre que pueden conducir a un ataque al corazón.

Agregó que todos tienen que ser conscientes de que no es sólo la presión arterial, el colesterol, el ejercicio y la dieta deben control…

Importancia de la vitamina D para los dientes

Un nuevo informe destaca el hecho de que la vitamina D, conocida también como la vitamina del sol, es tan esencial en la lucha contra las enfermedades bucodentales, como el calcio.

Aunque el informe que lo publica en el Journal of Periodontology, pone de relieve que la exposición limitada al sol dos veces por semana podría ayudar a que el cuerpo absorba la cantidad suficiente de vitamina D, es mucho más recomendable y sano tomar suplementos o subir la ingesta dietética de los alimentos con un alto contenido de vitamina D, tales como leche, huevos, sardinas y atún.
«Tanto la vitamina D y como el Calcio contrarrestan las deficiencias y reducen la resorción ósea», asegura el Dr. Charles Hildebolt, del  Departamento de Radiología de la Universidad de Washington Escuela de Medicina de St. Louis, Missouri. Para reforzar lo dicho, numerosos estudios indican que la vitamina D y el Calcio actúan positivamente sobre las deficiencias en la pérdida ósea y contrarrestan el aumento de l…

Sedación consciente en odontología

La sedación consciente es un método utilizado en la odontología mayormente usado para sedar antes de realizar un tratamiento en niños, bebés, personas que son muy temerosas de los procedimientos dentales e incluso pacientes discapacitados (por ejemplo autismo).

La sedación consciente implica el uso de óxido nitroso, oxígeno, y el uso de sedantes para poner al paciente en un estado de sedación en el que no tendrá ningún recuerdo de los procedimientos odontológicos realizados.

El uso de la sedación consciente permite al dentista a poner a un paciente en un estado en que puedan ser sensibles a las directrices ofrecidas por el profesional, pero el paciente permanece inconsciente de los procedimientos realizados. Si bien, este método de sedación tiene algunos efectos positivos para muchos, se puede poner a los niños e incluso a pacientes adultos en riesgo de complicaciones.

Algunos pacientes dentales sufrirán efectos secundarios tras ser sometidos a sedación dental consciente. Los efectos …