Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2012

El Blanqueamiento dental

La búsqueda de una sonrisa más blanca es cada vez más común. El Blanqueamiento dental es una solución no invasiva que blanquea la superficie del diente, y es un excelente método para conseguir una sonrisa más armoniosa.

Se trata de una técnica estética que se puede utilizar en pacientes que están sanos o sin caries, dientes fracturados, encías inflamadas, pero con su color alterado por el tabaco, por el consumo de pigmento, de manchas causadas por antibióticos o fluorosis. Como este proceso se produce sólo en la superficie del esmalte del diente, los pacientes que tienen restauraciones, deben reemplazarlos después del blanqueo, ya que no se borrarán las manchas expuestas por encima de la superficie.

El procedimiento busca eliminar las manchas y pigmentación excesiva de los dientes. Comúnmente se utilizan geles especiales que consisten en hidrógeno o peróxido de carbamida. Estas sustancias penetran en la estructura del diente, alterando el pigmento para hacer los dientes más blancos y …

Las bebidas deportivas: ¿Son malas para los dientes?

Antes de cada práctica, tu hijo te pide que le compres una bebida deportiva de la máquina expendedora de su escuela. Si el objetivo es mantenerse hidratado durante el ejercicio, la bebida sin duda hará el truco. Sin embargo, podría ser que éstas bebidas no sean tan 'bondadosas' con sus dientes.

Como la mayoría de los alimentos y bebidas, las ideadas para deportistas deben ser consumidas con moderación. Sin embargo, determinar si contribuyen a una mala higiene bucal depende de muchos factores. Algunos jóvenes creen erróneamente que las bebidas deportivas son más saludables que el agua. También se puede pensar que las bebidas mejoran el rendimiento deportivo y la rehidratación.

A pesar de que hay un tiempo y lugar para este tipo de bebidas, la idea de que son mejores que el agua no es cierta en la mayoría de las circunstancias. De hecho, las bebidas deportivas pueden contribuir a las caries y a la erosión del esmalte, lo que aumenta la frecuencia - y lo más probable es que el co…

El síndrome de la boca ardiente

El síndrome de la boca ardiente es una enfermedad oral bastante dolorosa y crónica que se caracteriza por la sensación de quemazón en la lengua, labios, paladar, encías y garganta.

Aunque puede darse en ambos sexos y a cualquier edad, la mayor parte de las veces ataca a mujeres de mediana edad.

Los síntomas que delatan la presencia de este síndrome incluyen, obviamente, la sensación de ardor en la boca que se presenta bastante leve en las mañanas y va aumentando en grado a medida que se desarrolla el día, teniendo las noches como escenario de picos de dolor.

Los síntomas también incluyen un leve sabor metálico en la boca, además de labios y boca seca.

Aun se desconoce la causa exacta de la aparición de este síndrome. Como ya sabemos, existen varias condiciones que pueden contribuir con la obtención de esta sensación de ardor y es necesario que un profesional las descarte para estar en condiciones de diagnosticar una «boca ardiente». Algunos de los siguientes son factores contribuyente…

Cuidar los dientes de leche puede evitar futuras ortodoncias.

Los dientes de leche tienen una importancia clave para el desarrollo de una sonrisa sana y fuerte en la etapa adulta, según explica el Dr. Germán Zarandieta, especialista de las clínicas Milenium Dental de Sanitas.

Los dientes deben cuidarse desde su aparición. Hay cepillos muy suaves para que los niños aprendan a lavarse los dientes en estos primeros años en los que, además de la limpieza en sí, es necesario que adquieran los hábitos de higiene bucodental. Una vez que aparece el primer molar de leche, el cepillado cobra una mayor importancia. Lo ideal es que se laven los dientes tres veces al día -una después de cada comida- pero es especialmente importante que nunca se olvide por la mañana, después del desayuno, y antes de irse a la cama.

No obstante, hay niños que, aun manteniendo una correcta higiene bucodental, tienen mayor tendencia a padecer caries: bien por tener una dentición en la que los surcos y fisuras son muy pronunciados, o porque sus dientes tienen un esmalte más débil…

Científicos aseguran que el esmalte puede regenerarse

El esmalte de los dientes ha evolucionado a lo largo de la historia para dar a los carnívoros la fortaleza necesaria para la supervivencia, pero un estudio demuestra que más del 55% de los adultos en el España tienen caries.

La buena noticia, es que los días de lloriquear y ese estridente y horrible sonido que tanto odiamos en nuestras visitas al dentista, están por terminar! Según un grupo de científicos, puede que hallan encontrado una manera de hacer los dientes cada vez más resistentes y de volver a hacer crecer los dientes podridos.

Los investigadores que estudian el desarrollo dentario han señalado un gen que controla el crecimiento del esmalte (la capa externa dura de los dientes), una de las piezas en nuestro cuerpo que no puede volver a crecer naturalmente una vez que sea dañada por la caries dental. El descubrimiento arroja nuevas esperanzas y podría abrir el camino a nuevos tratamientos dentales que para curar los dientes cariados regenerando la capa de esmalte, lo que hace…

Aumentan los casos de bruxismo debido al estrés.

Dolores de cabeza al despertar, daños en la mandíbula, dolor de oídos, problemas en la alineación y mal estado de la dentadura… Todos son consecuencias del bruxismo, una dolencia muy común y que en los últimos años se ha extendido entre la población adulta por motivos que nada tienen que ver con la propia salud bucal.

Según explica el Dr. Antoni Arcas, responsable del Servicio de Cirugía Maxilofacial, Implantología y Estética Facial de USP Dexeus: “las causas del bruxismo son muchas pero en los últimos tiempos han aumentado los casos producidos por el modo en que las personas adultas asimilamos y exteriorizamos la tensión; es decir, el estrés que produce la situación de crisis, la pérdida de empleo o el miedo y la inseguridad ante la situación económica actual”.

Estos pacientes llegan a la consulta con una serie de síntomas típicos: malestar al intentar cerrar la boca, dolores de cabeza, marcas de dientes en la lengua y daños en la parte interior de las mejillas, mal aliento o desgast…